Por Rocio Suanzes @rosuanzes

28.09.2016

Llevamos un par de semanas hablando de un nuevo perfil de trabajador: #FLEXER …. Ese que se adapta a las necesidades del mercado laboral actual, y que cada vez es más común por los beneficios que conlleva tanto para la empresa como para el trabajador. Personas que trabajan de forma flexible, y cuando hablamos de flexibilidad, no sólo nos referimos al horario, que también, si no a trabajar con autonomía, por proyectos, como colaborador, nuevas maneras de trabajar, vaya, mucho más allá del tradicional contrato indefinido.

Y sabemos que no es tarea fácil defender y practicar este tipo de flexibilidad en las organizaciones actuales, estructuras rígidas en las que impera el presencialismo. ¡Todavía!

La mayoría de los trabajadores empieza por buscar flexibilidad en sus trabajos buscando soluciones a sus vidas (quieren hacer un Máster, cuidar de sus hijos, dedicar más tiempo a algún hobby…), pero muchas veces trabajar a tiempo parcial o con cierta flexibilidad se ve como un síntoma de falta de compromiso y ya no cuentan contigo de la misma manera….¿Os suena?

Lo que todavía no se han dado cuenta las empresas es de los beneficios que trae consigo la flexibilidad horaria y los trabajos a tiempo parcial, de hecho, Amazon ha dado la posibilidad a todos sus empleados de trabajar el 75% del tiempo con una reducción salarial equivalente, la gente está más motivada y probablemente sea incluso más productiva que trabajando el 100%.

Os vamos a contar las 5 claves que propone la revista HBR para tener éxito trabajando de forma flexible:

(Noticia Expansión: http://www.expansion.com/economia-digital/companias/2016/08/29/57c44c9f46163fdb328b45e8.html )

  1. Comunicar a la empresa tus objetivos, el trabajo que vas a desempeñar, y ser transparente y consecuente con ello. Si dejamos muy claras nuestras prioridades, la situación que nos ha llevado hasta esa nueva situación y por qué buscamos flexibilidad y en qué consiste, es mucho más fácil para nuestro equipo/colaboradores saber que nos pueden exigir. (¡Mucha gente todavía no se atreve a contactar con trabajadores que están en casa!).
  1. Difundir y demostrar tu caso como caso de éxito, y su impacto en resultados. Hacer tangibles los beneficios de un tipo de trabajo que a ciertos niveles todavía es muy difícil de valorar, y ser un ejemplo a seguir para otros trabajadores es crucial para que la flexibilidad triunfe. Muchos jefes hoy todavía tienen miedo de que estas nuevas maneras de trabajar afecten negativamente al negocio, tienen miedo de que la gente trabaje menos…. Y hay que demostrar que eso no pasa.
  1. Establecer rutinas claras y definidas entre el tiempo de trabajo y el de ocio. Las personas para las que trabajamos tienen que saber cuando estamos 100% disponibles, cuando no, vayamos a la oficina un día a la semana o cuatro. Enseñar a nuestros compañeros a trabajar en remoto, vamos, dotarles de herramientas y recursos para que el trabajo del grupo se desarrolle de forma eficiente.
  1. Convencer a los escépticos sobre los beneficios de este tipo de trabajo. Cada #FLEXER es un innovador dentro y fuera de su empresa, por lo que es fundamental buscar patrocinadores que nos ayuden a defender esta manera de trabajar y aboguen por un cambio en la organización, demostrando así de sus beneficios a la dirección. Este cambio es necesario para adaptarse a los nuevos tiempos.
  1. Reafirmar a nuestros compañeros nuestro fuerte compromiso con trabajo bien hecho, a pesar de trabajar de una manera diferente. Que no estemos en la oficina no quiere decir que estemos menos implicados en el día a día. Es importantísimo reforzar las relaciones con nuestros compañeros y/o clientes, ayudarles y hacerles saber que pueden contar con nosotros aunque no estemos físicamente en la oficina. ¡Se trata de estar presentes en sus cabezas!

Si como #FLEXER trabajamos en esta línea conseguiremos defendernos de aquellos compañeros que trabajan a tiempo completo, que pueden estar resentidos, tener envidia de nuestro horario más cómodo, o incluso dejar de contar nosotros a la hora de tomar ciertas decisiones.

La mayoría de las personas que tienen horario flexible sienten que ni la empresa ni sus compañeros respetan al 100% su decisión, y asumen que para ellos va a significar una falta de compromiso desde el inicio, que les van a cuestionar sus privilegios, como el salir antes, olvidándose de que también están renunciando a una parte del salario, y muchas veces se trata de hacer el mismo trabajo en menos horas, simplemente de manera más eficiente.

Si cada vez más personas nos sentimos identificadas con esta manera de trabajar, sólo queda convencer al mundo de que es el camino adecuado para conseguir trabajadores más motivados y empresas más productivas.

¡Súmate al movimiento #FLEXERS y rellena nuestra encuesta!

#ENCUESTA FLEXERS.