Por Verònica Platas @VPlatas

En mi lectura matutina de noticias y conocimiento en twitter, leo esta entrada que ya en la radio me género curiosidad: “@fundacionTef: Los jóvenes necesitan toda la ayuda posible para conseguir empleo. No los conozco personalmente, pero #CompartoSuCV. https://t.co/bxtdGazDUI

Rápidamente mi cabeza empieza a pensar:

  • Cómo voy a recomendarlos si no los conozco, 
  • Si no los conozco no tengo criterio para recomendarlos.
  • Qué ayuda voy a darles si me limito simplemente a compartir su cv en la red.
  • (Pues creo que ninguna).

Esta práctica viene siendo habitual en muchos ámbitos donde pensamos que, por el simple hecho de compartir un cv o un perfil al mundo, vamos a acercar este perfil a una posible entrevista… No deja de ser la misma práctica de hace 15 años: “Mira hija, Fulanito me ha dado el cv de su primo que busca trabajo, y como sabe que te dedicas a eso…” Lo único que cambia ahora es el formato, y menos gestión de papel. Por el resto, más de lo mismo.

De acuerdo que las  redes sociales tienen un poder máximo para viralizar determinados contenidos. La prueba la tenemos con los cientos de video-cv que corren por internet, y que los más virales consiguieron empleo en pocos días.

Y que la teoría de los 6 grados de separación funciona para encontrar trabajo: Prueba de ello la tenemos sin ir más lejos con @MichielDas  y El viaje de su tarjeta http://elviajedemitarjeta.com

Pero ¿retuitear cv en la Red para encontrar trabajo? ‎pongo en duda que funcione.

A los profesionales de Gestión de personas se nos tacha a menudo de seleccionar por enchufe, y escuchando noticias de este tipo; simplemente tengo que darles la razón, porque los mensajes que estamos lanzando solo contribuyen a alimentar estas percepciones. Aunque la realidad no sea así.

Los hechos, además, parecen abrumadores: el 80% de los puestos de trabajo se cubren por contactos; y el 70% de las ofertas no se publican en ningún sitio… PUES sí… pero en muchos casos, porque se utilizan otras estrategias para captar talento, que poco tienen que ver con metodologías propias del siglo pasado. Networking, redes sociales, aplicaciones móviles, gamificación… ya estamos en la era del Reclutamiento 4.0; y las recomendaciones, los “enchufes” y los primos de mis amigos, por suerte cada vez son los menos.

Lo siento, si no los conozco no puedo compartir su cv! Pero podemos tomarnos un café y así lo solucionamos.

 

Photo credit: Snap – Unedited via photopin (license)